TUS PALABRAS IMPORTAN

Cuida tus pensamientos, porque se convertirán en tus palabras. Cuida tus palabras, porque se convertirán en tus actos. Cuida tus actos, porque se convertirán en tus hábitos. Cuida tus hábitos, porque se convertirán en tu destino.” Gandhi

Desde hace siglos, diferentes practicas espirituales nos han hablado del poder y la importancia de las palabras. No solo las palabras que decimos en voz alta, pero también las palabras que nos repetimos interiormente bajo forma de pensamiento. Las palabras tienen el poder de dirigir nuestra atención y de consecuencia nuestra energía y cuando estás se repiten constantemente se forman creencias que se esconden en nuestro subconsciente y toman las riendas de nuestras vidas.

Como seres humanos tenemos la tendencia a irnos hacia lo negativo, lo cual crea un espiral de desesperanza y poca autoestima y si no cambiamos el rumbo de esto, seguimos manifestando más y más de lo que no queremos con el resultado de auto-condenarnos a un ciclo de sufrimiento sin fin.

¿Que sucede si cada vez que te equivocas te dices a ti mismo/a: “estoy muy tonto” o “no soy capaz”? muy difícilmente tomarás nuevas acciones para lograr lo que quieres. Pero que sucede si cambias tu dialogo interior por: “no te preocupes, la próxima saldrá mejor” o “esta experiencia me permitió aprender esto”. Este último ejemplo implica una actitud de curiosidad y apertura que te permitirá buscar la manera de lograr lo que quieras.

Si comenzamos por cambiar: “soy malo en esto” por “estoy aprendiendo esto”; “la vida es difícil” por “la vida me pone enfrente oportunidades para crecer”; “no quiero” por “tengo otras prioridades” o “está difícil” por “voy a encontrar la manera”, ¿cuantas más posibilidades nos estamos abriendo?¿cuanto aprendizaje podemos sacarle a cada situación?

Tus palabras son importantes, tus pensamientos son importantes, lo que tu haces es importante. La filosofía del yoga nos dice que todo lo que está afuera de nosotros es un espejo de lo que está adentro. Así que si comenzamos por adoptar un dialogo interior que sea bondadoso, gentil, comprensivo y amoroso, nuestra vida se convertirá en un reflejo de lo mismo; pero si mantenemos un dialogo interior juicioso, duro y desempoderante, nuestras palabras, nuestras acciones y nuestra vida serán un reflejo de este.

El primer paso para romper un ciclo poco virtuoso es darnos cuenta de que estamos en el y para esto la práctica de Meditación Mindfulness y prácticas de quietud e introspección como el Yin yoga, son instrumentos poderosos para observarnos a nosotros mismos y volvernos conscientes de nuestros pensamientos y palabras. Solo cuando logremos ver lo que antes se escondía en el subconsciente seremos capaces de transformar un dialogo poco virtuoso por uno que soporta nuestro crecimiento personal.

La práctica de Mindfulness implica además una actitud de bondad-amorosa lo que nos permite observarnos sin juicio y por el contrario adoptar bondad, gentileza y amor en este proceso.

Te dejo unas preguntas de introspección para que puedas indagar más profundamente sobre tu propio dialogo:

¿Cual es la frase que te repites más seguido?

¿Que te dices a ti mismo/a en frente a una situación incómoda o difícil?

¿Que palabras utilizas cuando tu mismo o alguien más se equivoca?

Recuerda siempre que no hay respuesta equivocada y que cualquier cosa observes no es para juzgarte si no para llevar luz a tu interior.




57 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo