LAS 7 ACTITUDES MENTALES QUE TE ALEJAN DEL MOMENTO PRESENTE

La mente en su estado natural es una maquina de pensamientos constante e incesante que nos desconecta de la realidad y del momento presente. Una mente no entrenada puede llevarnos a repetir de manera inconsciente comportamientos que no nos gustan o que son el fruto de nuestro condicionamiento social, cultural y familiar y no fruto de acciones conscientes enfocadas a donde queremos llevar nuestra vida.


Las prácticas de Mindfulness llevan luz a estas actitudes mentales y nos invitan a vivir desde un espacio de conciencia en conexión con nuestro Ser. Descubre cuales son estas 7 actitudes y cómo pasar de la modalidad del Hacer a la del Ser:



Actuar en piloto automatico vs Actuar con conciencia


Te ha pasado que ¿mientras manejas vas pensando en los que le vas a decir a tu jefe o en todo el trabajo que tienes que no te das cuenta en realidad de como llegaste a tu destino? o ¿que realizes actividades como bañarte, lavarte los dientes o lavar los platos de manera completamente automática que no te diste cuenta de lo que estaba pasando a tu alrededor?

Muchas veces durante nuestro día realizamos actividades en piloto automático perdiendo de esta manera conexión con el momento presente. Nuestras historias mentales sobre el pasado o futuro nos desconectan de lo que está sucediendo en el aquí y el ahora, con el resultado que nos perdemos gran parte de nuestra vida en la ilusión de la mente.


Pasar de la modalidad del Hacer a la del Ser implica tomar conciencia de nuestras vidas y nos invita a observar cuando entramos en piloto automático y a regresar nuestra atención a lo que está sucediendo adentro y afuera de nosotros: la respiración, nuestro cuerpo, lo que percibimos a través de los sentidos, etc. Esto nos permite observar la realidad desde un espacio de claridad interior (lo que realmente es y no lo que hay en mi mente) y alinear nuestras intenciones a nuestras acciones para poder actuar desde un espacio de consciencia.



Luchar vs Aceptar


Nuestra mente tiene la tendencia a juzgar la realidad y nos decepcionamos cuando las cosas no son como a nosotros nos gustaría que fuesen. El riesgo aquí es el de cerrarnos a recibir el aprendizaje que cada momento trae para nosotros y dar el poder a lo que sucede en el exterior para determinar como nos sentimos en el interior; cayendo de esta manera en una visión de la vida basada en resultados y no en la experiencia de cada momento.


Cuando nos permitimos suspender nuestros juicios y nos abrimos a observar la realidad tal cual es sin prejuicios, nos conectamos con el momento presente y la sabiduría de cada instante. Esto no significa de alguna manera resignarnos, si no más bien retomar el control de nuestra experiencia interior evitando perdernos en espirales mentales negativas y de esta manera poder ver con mayor objetividad la realidad. Esto nos permite disminuir la ansiedad y el pensamiento obsesivo.

Tratar a los pensamientos como acontecimientos reales vs Tratarlos como acontecimientos mentales


Piensa en todas la veces que te has preocupado y/o angustiado por algo que nunca pasó: ¿y si repruebo el examen? ¿y si me corren? ¿y si me dice que no? etc… Estos pensamientos muchas veces se vuelven tan “reales” adentro de nosotros que nos comportamos como si hubiesen realmente sucedido, llevándonos a sufrir de manera innecesaria.


La práctica de Mindfulness nos permite entender que los pensamientos son solo pensamientos y que suceden solo en nuestra mente, por lo que van tratados como tales y no como realidades absolutas y objetivas. Esto nos permite liberarnos de una falsa realidad que nos hemos construido solos y recuperar una visión más clara de nosotros mismos y de nuestra vida.

Evitar vs Encontrar


La mente está constantemente en busca de lo que nos gusta y produce placer y evitando lo que no nos gusta y produce dolor. Si bien esta es una característica del ser humano, en realidad esta actitud consume una gran cantidad de nuestra energía al rechazar o evitar la realidad.


Aprender a aceptar la realidad tal y como es y recibir nuestro dolor, tristeza, pena e incomodidad con un corazón abierto es una de las prácticas fundamentales de Mindfulness. Aprendemos a observar nuestras emociones y sentimientos con una actitud de Bondad-Amorosa, lo que implica dejar a un lado nuestros juicios y deseos y abrirnos a observar con amor y compasión. Encontrar la realidad nos permite vivir cada momento con una actitud de curiosidad y empatía hacia nosotros mismos y los demás.



Analizar vs Percibir


Una de las características de la mente humana es planificar, analizar y recordar continuamente, esto se vuelve una actividad incesante que nos absorbe a tal punto de arriesgarnos a vivir en nuestros pensamientos y perder completamente contacto con nuestro cuerpo y con lo que sucede a nuestro alrededor.


Piensa en la última vez que has tenido algún problema o en alguna situación que te preocupe y verás de lo que estoy hablando: la mente da vueltas y vueltas sin parar pensando una y otra vez las mismas cosas, llevándonos así en un espiral de confusión mental. Para salir de esto es necesario regresar nuestra atención al momento presente y conectarnos con nuestro sentir, esta actitud poco a poco nos permitirá construir confianza en nosotros mismos y en nuestra intuición.



Estar perdidos en nuestra mente vs Estar en el momento presente


La mente se mueve incesantemente entre pasado y futuro: preparando nuestra próxima acción o reviviendo constantemente el pasado, por lo que el estrés es una consecuencia inevitable. Cuando comenzamos a centrar nuestra atención en el momento presente aprendemos a ver el pasado y el futuro por lo que realmente son y aprendemos a observar nuestro flujo mental de pensamientos sin apegarnos a ellos.


La práctica de meditación Mindfulness nos permite entrenar nuestra mente a regresar al momento presente y cada vez que observemos que la mente se distrae, con paciencia y amor la invitamos a regresar al aquí y el ahora. Vivir en el momento presente nos permite disfrutar de lo que la vida nos regala a cada instante, en vez de estar perdidos en una realidad mental que no existe y que muchas veces nos provoca sufrimiento y estrés innecesarios.


Vivir realizando actividades que nos quitan energía vs Actividades que nos dan energía


Cuando estamos enfocados solo en la modalidad del Hacer, estamos constantemente ocupados en lograr, obtener, demostrar, adquirir, alcanzar, etc… descuidando una parte esencial de nuestra vida: disfrutar, relajarnos, recibir.


Esta constante búsqueda por más nos ha llevado como sociedad e individuos a un agotamiento físico, mental y emocional: estrés, ansiedad, preocupación, insatisfacción, etc son imbalances profundamente difundidos en nuestra sociedad.


Tristemente muchos de nosotros nos hemos olvidado de otra parte de nuestra vida que no responde a la lógica del consumo o del mercado pero que responde a nuestras necesidades como seres humanos de disfrutar, ser, sentir, de conexión con nosotros mismos y nuestro alrededor. Actividades como caminar en la naturaleza, meditar, relajarnos, reír son actividades que no solo llenan y recargan nuestra energía pero nos permiten incluso ser más eficientes cuando tengamos que trabajar.

¿Con cual de estas características mentales te identificas más y que puedes hacer para traer más presencia a tu vida?


164 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
LOGO PATTY NERO.png
  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

PRÓXIMA CERTIFICACIÓN EN LÍNEA EN ESPAÑOL COMIENZA EL 19 DE MARZO. MÁS INFORMACIÓN AQUÍ.

SUSCRÍBETE Y OBTÉN GRATIS TU

DIARIO DE YIN & MINDFULNESS

"7 días para reducir estrés y ganar claridad mental, paz y creatividad".

 

* Meditación guiada descargable incluida *

LOGO PATTY GRIGIO.png

 

PATTY GAJASCHI © 2020 

ALL RIGHTS RESERVED​