CULTIVAR AMOR PROPIO

Muchas veces en mi vida he notado como en momentos de dificultad o de dolor, mi reacción inmediata ha sido ser dura conmigo misma, mi voz interior se vuelve juiciosa y regañona como si todos tuviesen permiso a cometer errores menos yo.

Por muchos años cargué con esta carga emocional y la necesidad de ser "perfecta" para poder sentirme aceptada y amada con el resultado de seguir repitiendo los mismos patrones emocionales de los que intentaba alejarme.

La práctica de Mindfulness me ha enseñado dos cosas muy importantes para mi que quiero compartir contigo:

- La primera es observar sin juicio: observar nuestro interior con imparcialidad es clave en nuestro proceso interior. Muchas veces el juzgar nuestro propio juicio es lo que nos tiene anclados a repetir los mismos patrones reactivos, los cuales perpetúan nuestro sufrimiento. Esto significa darnos permiso de ser humanos y de consecuencia maravillosamente imperfectos. Es reconocer que todos estamos haciendo lo mejor que podemos con lo que tenemos incluidos nosotros mismos.

- La segunda es que la