CORAZÓN: LA CASA DE SHEN

Según la Medicina Tradicional China (MTC), nuestra capacidad de conectarnos con la divinidad, con Dios, con el universo o nuestro “ser superior” se encuentra en nuestro corazón. El corazón es la casa de Shen.

Shen es espíritu, nuestra mente, la conciencia que reside en nuestro corazón y lo podemos imaginar como la luz que irradia una vela encendida, la luz que guía nuestro camino nace adentro de nuestros corazones.

Muchas veces sucede que debido a fuerte estrés, ansiedad, preocupación o shock, Shen se va y deja nuestro corazón lo que nos deja sintiéndonos confundidos, nerviosos y desconectados de nosotros mismos y de los demás. Muchos de nosotros hemos experimentado esto al comenzar la pandemia en donde el estrés de no entender que estaba sucediendo, el miedo y la preocupación de lo que podría suceder y el estar aislados en nuestras casas nos llevó a sentirnos confundidos y ansiosos y para muchos se manifestó bajo forma de insomnio, para otros con una sensación de inquietud y malestar interior.

La práctica nos invita aquí a encontrar espacio y quietud para invitar a Shen de regreso a casa. Solo en quietud, en silencio, en introspección Shen vuelve a habitar el espacio del corazón llenando nuestra vida de gratitud, de alegría y alineando nuestras acciones con nuestra propia verdad. ¿Cuantos de nosotros nos enfrentamos a replantearnos nuestra vida? ¿Cuantos de nosotros cambiamos hábitos? ¿A cuantos se nos cayeron planes y nos dimos cuenta de que tal vez era lo mejor que nos había podido suceder?